sábado, 30 de julio de 2011

Mira, mira lo que da de sí una partida de poker.






Pues mira. No os lo creíais la semana pasada. No os convencía el jugar a las cartas. Y mira... mira lo que da una buena partida.
Estáis a tiempo este finde, o este mes de agosto, con las vacaciones y demás, de invitar a unos amiguetes, y organizar una timba.
Esta partida, si recordáis, empezó aquí.
Ya me contaréis como ha ido. 
Oye, que si no quieres jugar al poker, puedes jugar al cinquillo, o a la brisca. O al mus.

1 comentario:

  1. Una partida de poker no se sabe en lo que puede terminar, pero con las cartas que aparecen en la imagen, casi se puede asegurar a qué conducen...

    Hace mucho que no juego a las cartas, pero en esas condiciones me reciclo rapidamente.

    Besos.

    ResponderEliminar