sábado, 16 de julio de 2011

No todo es polla-culo. Con cariño y delicadeza.






Como hablábamos el otro día en los comentarios, a veces, no encontramos esas imágenes que nos muestran otras cosas que no sea masajear el miembro viril, o el culo, y unos besos, y hala, ya llega la leche.
Pero a veces hay excepciones.
Recupero hoy esta pequeña serie en la que la espalda coge protagonismo. Y las manos... fijaos en como se tocan las manos...
¡Qué bonito! Y yo aquí, escribiendo un post.

Hoy en "El rincón de tatojimmy":


Locura de amor
Una buena mañana para correr (61)
Carta de amor imaginaria: Álvar (2)
Orgullo: Madrid 2011 - las fotos (y 4)

4 comentarios:

  1. Me gustan todas las facetas de sexo entre hombres. Y este placer se dispara, cuando hay amor en ello.
    Pero con o sin amor, la delicadeza, la sensibilidad, no están reñidas con la más profunda sensualidad, sino todo lo contrario: la acrecentan, la profundizan.
    A todo el cuerpo le gusta sentir la caricia y más aumenta la excitación cuantos más rodeos se dan antes de alcanzar las zonas de explosión o implosión (según se miren).
    Y la delicadeza y el "salvajismo" son dos extremos que se alimentan y que bien dosificados, pueden elevar el encuentro a niveles paradisíacos...
    Volviendo a la delicadeza,¡qué difícil encontrar ejemplos gráficos! Gracias por éste... aunque encuentro los gestos demasiado fríos...no siempre se finge bien lo que no hay.
    Sólo la postura de las manos, como señalas, parecen indicar algo de calor emotivo...

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. hay sitios que incluso son mejores que ir tan directamente.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Me encantan los mimitos... Y esas largas sesiones de caricias, besos y abrazos... Y que me den un dulce masaje... Me gusta todo lo que sea suave y dulce...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. PFE, no tenía dudas de tu dulzura.

    sip.

    besos.
    muchos.
    envueltos.

    ResponderEliminar