miércoles, 7 de diciembre de 2011

¿Vendrá?


¡Qué bonita historia podría salir de esta foto? De esa mirada escondida, huidiza, de ese ligero desazón que transmite el cuerpo. De esos hombros sin fuerza, sin ilusiones.
¿Llegará tarde? ¿O es que en realidad nunca iba a llegar? A veces confundimos los deseos con las realidades.
No sé.
Quizás a ti se te ocurran otras historias.

Hoy en "El rincón de tatojimmy":

Lo que haremos por Navidad.

El otro día me dieron una opinión sobre el blog (III): La meditación (I)

¿Qué hacemos en Navidad?

Una buena mañana para correr (74)

El otro día me dieron una opinión sobre el blog (I).


2 comentarios:

  1. Él ha tenido que irse precipitadamente. Sonado su móvil con insistencia, al final pidió perdón y respondió. Dio un salto, un respingo. Tengo que irme, lo siento. Luego te llamo y te cuento. Mi padre... Se vistió en un instante y salió corriendo.

    Ahí tienes mi micro historia de esa foto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. ¿Ves lo que es tener imaginación (o no)? ¡cuánto encontraste en ese cuerpo!... hasta le viste hombros sin fuerzas y sin ilusiones...

    Yo simplemente hubiera pensado que al salir de la ducha y disponiéndose a vestirse, le llamó la atención alguien que pasaba por allá abajo.

    ResponderEliminar