sábado, 14 de abril de 2012

Unas perchas.





Algunos dicen que vuelve el sombrero. Las gorras siempre han estado de moda.
Pero claro ¿Dónde los colgamos?
Aquí unas propuestas.
Otro día os traigo perchas para otras cosas.

1 comentario:

  1. Ese fue el milagro de San Apapurcio, un santo asceta que vivía en una montaña completamente desnudo y solo tenía un sombrero para protegerse del sol. El diablo se convirtió en mujer para tentarlo y el se cubrió sus partes con el sobrero pero el diablo en forma de mujer estupenda ( o de hombre estupendo, según se prefiera) se fue acercando a él tan peligrosamente que el tuvo que soltar el sombrero para impedir que el diablo se le echara encima... Y, ¡Oh! ¡milagro! El sombrero se aguantó solo...


    Un abrazo

    ResponderEliminar