jueves, 3 de mayo de 2012

Regalos: ideas. Para mí.


Hemos quedado en que cualquier momento es bueno para hacer un regalo. Así que en este día de hoy, nada especial, os propongo unos regalitos. Y mira, ya puestos, os los propongo para mí. Me los podéis enviar a casa sin ningún problema. A la nueva y a la vieja, en las dos recibo.
Arriba de estas líneas, tenemos un pequeño colgante. Casi mejor si es un poco más pequeño, y a ser posible de metales preciosos. De cristal de Swarovski, también vale. Pero ya digo... no tan exagerado... es por mis cervicales, y demás.


Se pueden regalar también lámparas. De esas de pie, que alumbran mucho  para leer, o esta de la foto, de mesilla. Pero que alumbren... el otro día vi una lámpara en una casa que... te juro que me dio mal rollo, parecía que era una lámpara para una cripta... sisisisisi. ¡¡Yuyu!! Algo elegante.


También podéis regalarme algo así bonito para adornar... como ese florero de diseño de la esquina. Y si queréis ser más prácticos, podéis regalarme una colcha bonita, o un par de ellas... pero no de esas de todo a cien, que ya os conozco, algo curioso. Además, si luego vais a venir a casa a pasar unos días, al menos que sea curiosa para que podáis disfrutarla, o, en su caso, que si otros amigos vienen, no quedéis como unos cutres. Para cutre ya estoy yo.


Una cafetera. Imprescindible si quiero invitar a un café a las visitas... y mira que doy yo guerra con el café. Pero casi, mejor ya de estas de presión, como las de las cafeterías... pero buena, que haga buen café.


Un frigorífico. Es fundamental. Y de esos que gastan poco, ya sabéis, por lo del medio ambiente y demás.


Y para acabar la selección de hoy, un cuadro. Pero cuadro, cuadro. Vale, si es una foto maja, también vale. Pero a ser posible, personal y único. Abajo de mi nueva casa venden de esos cuadros que tiene todo el mundo, en serie... no, yo quiero algo como más personal...

Si alguna duda, contactáis conmigo.
Ya sabéis que yo en agradecimiento, os invitaré a un café... bueno, si es que alguien me regala la cafetera... jajajajaja.

2 comentarios:

  1. Mas que la cafetera, sería interesante que venga a servirnos ese "cafetero". Lo que no pude encontrar es el florero y el cuadro.

    ¡Hasta cualquier momento, Tato!

    ResponderEliminar
  2. Mira, yo en esto de los regalos he sido de los que prefiere las sorpresas y si tengo algo en mente me lo callo... Pocas veces lo aciertan, pero cuando aciertan es una gozada...

    A mi me pasa como a Edgar, que a penas vi floreros, colgantes, cafeteras, cuadros, ni lamparas, en cambio vi a los chicos gozando de esos entornos que me harían más feliz que todos esos cachivaches... Jijijijijiji...

    Un abrazo. ;)

    ResponderEliminar