viernes, 22 de junio de 2012

Juegos de luces, con Nate Nesbitt.





Es un bonito estudio de como cambia una foto, cambiando la luz. Y como cambia el rostro de un chico al iluminarla de distinta forma.
El modelo es Nate Nesbitt. Chico guapo.

2 comentarios:

  1. No se puede negar la belleza del chaval y lo impresionante de las fotos que te hacen dudar de que se trate de la misma persona.

    Muy bueno.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Entre la luz y la sombra se encuentra la magia de la cocreación de formas. Siempre me he preguntado por qué tiene tanta aceptación la "luz" en comparación con las sombras (y no digamos las tinieblas). La luz puede abrasar, eliminar matices, cegar. Y también en lo metafórico. Sin embargo la más amplia gama de colores, los matices, la sostenibilidad... la sabiduría, la comprensión, la perspectiva, las dimensiones... todo ello es posible al conjugarse luz y oscuridad. Su maridaje, su coyunda, su "hacer el amor" es la constante expresión de la vida...

    Y cuando luz y oscuridad hacen el amor en el cuerpo humano, asistimos a la exaltación de su belleza, de sus matices, al motor de su transformación en muchos cuerpos posibles. (Otro enfoque de la reflexión ya escrita en el otro blog)

    Besos.

    ResponderEliminar