lunes, 9 de julio de 2012

Foto de las 23 h.


He llegado a casa. Ha sido un día de los de olvidar, precursor de muchos otros días para olvidar. Y me he dicho: el chico de las 23 lo soluciona.
Y mira, no lo ha solucionado, pero... así queda constancia de lo cansado que estoy, y de las pocas ganas de nada que me han quedado hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario