miércoles, 22 de agosto de 2012

El día de Marshall: Marshall se empalma.



En un momento no estaba, y luego... ¡miralá, miralá!

1 comentario: