sábado, 25 de agosto de 2012

Evan y su corbata. Sábado de juegos.





Si eres de los que tienen que llevar corbata y la odias, quizás con este jueguecito de Evan con la suya, se te haga más llevadero ponértela.
Siempre puedes imaginarte lo que pensarían los clientes a los que visitas, si supieran el uso que le das a la corbata que llevas puesta los viernes por la noche. O mejor... la noche anterior a visitarles.
Podías incitarles y enseñársela de cerca y decirles que la tocaran para ver su textura...
De aquí saldría una bonita escena de micro teatro.

1 comentario:

  1. Jajajaja... Una bonita propuesta, pueda que la lleve a la práctica...

    Toca, toca, fíjate que textura tiene... Jijijijiji...

    Un abrazo

    ResponderEliminar