miércoles, 12 de septiembre de 2012

Frente a la cámara.

Es España está siendo la comidilla esa concejala de un pueblo que hizo un vídeo picantón para su marido y que alguien consiguió y lo mandó al Ayuntamiento, con lo que a las pocas horas acabó en Youtube y en el correo de todo bicho viviente.
Y la verdad es que hay que tener cuidado con esas cosas. Uno en un momento de euforia, de necesidad, de búsqueda, se graba y lo envía por mail, o lo cuelga en algún sitio... y de repente esa foto, ese vídeo pasa a rular por ahí sin control, y por los siglos de los siglos.
Estos chicos que siguen... ¿Qué pensarán ahora si un día se ven por ahí? Porque estos encima se inmortalizaron con otro chico, unos con acción y otros menos activos...






Este post en homenaje a esa pobre mujer, porque escuchando a algunos por ahí, parece que eso solo lo hacen 3 personas, a las cuales habría que llenar de calificativos, ninguno precisamente agradable.
Y estos chicos, pues a lo mejor se arrepintieron al día siguiente, pero vete tú a saber los años que hace de estas fotos, y lo que les queda dando vueltas por ahí.
Esto merece una historia... ahora que lo pienso.
 


1 comentario:

  1. Estas cosas pasan y por eso no me he dejado gravar ni fotografiar hast hoy... La que debe estar pasando esa pobre mujer.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar