martes, 25 de septiembre de 2012

Una sonrisa.


Nos hacen falta sonrisas.

2 comentarios:

  1. Pues es verdad se le ve contento, le llega la alegría hasta el hombligo... Jijijijiji...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Bueno... en realidad... no me fijé demasiado en la sonrisa porque la vista se me fue para otras curvaturas en el otro extremo del cuerpo.

    ¡Hasta cualquier momento, Tato!

    ResponderEliminar