domingo, 16 de septiembre de 2012

Variando de posturas.






Me dijo mi amigo Íñigo que le diera ideas para variar de posturas, y yo, pues solícito, le doy algunas. Eso sí, que mi príncipe se abstenga cuando aparezca de proponerme alguna, porque va a ser que no. No estoy yo para estos trotes... ains.

2 comentarios:

  1. Saludos Tato, mi olvidado caballero burgalés.
    No tengo excusa, en los últimos tiempos soy muy parco en todo...no como otros tocayos que corren por ahi...
    A lo que iba, un post delicioso con unos nenes preciosos que encandilanme.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Tampoco es necesario plantearse los contorsionismos ni los equilibrios que hacen algunos, que uno ya tiene una edad... Aunque todo vale.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar