lunes, 22 de octubre de 2012

Pero mírales como se tocan.






Y parece que lo disfrutan...
¿Tú te tocas así?
Hummmmmmmm, cuéntame...

2 comentarios:

  1. Pues no, la verdad... Entiendo que con un cuerpazo como el que tienen esos chicos uno no pueda resistir la tentación, aunque prefiero que me toquen a tocarme...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pues por mí que se toquen todo lo que quieran, con tal de que permitan que yo me dedique a un determinado lugar.

    ¡Hasta la próxima!

    ResponderEliminar