domingo, 30 de diciembre de 2012

Acercándose.






Pero sin llegar... a tocar.

1 comentario:

  1. Empiezo a necesitar un acercamiento de esos... por ejemplo con el chico que está tumbado en la primera foto, o el del colgante en el cuello de la tercera... Por pedir que no quede... Jejeje...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar