viernes, 4 de enero de 2013

Refrescándose la cara.


¿El agua fresca podrá limpiar los surcos de las lágrimas?
No sé.
Quizás mitigar las huellas de los días de fiesta.

2 comentarios:

  1. O le quita los sudores del calor del amor...

    Una abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O el dolor del rechazo...
      hummm
      ¿Le has rechazado, acaso, PFE?

      :P

      Besos.
      muchos.
      envueltos.

      Eliminar