martes, 12 de febrero de 2013

Un disfraz sobre la piel.







Pintura y alguien con arte. Eso es solo lo que se necesita para estos disfraces. Eso sí, que no haga mal tiempo o que la fiesta sea a cubierto. Desde luego en Burgos, en este Carnaval al menos, no va a haber nadie de esa guisa. Nevando como está estos días, no creo que ... ejem, sea prudente utilizar estos disfraces sobre la piel.
De oso polar es un disfraz más acertado.
Eso sí, si alguien se atreve con estos, yo le daría el primer premio. Al menos, si es que hubiere premio en metálico, que ahora mismo se me escapa, puede comprar los anti-gripales de caballo que va a necesitar al día siguiente... jijijiji.

1 comentario:

  1. Desde luego hay gente con una imaginación desbordante... Y cuerpos masculinos preciosos...

    ;)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar