viernes, 8 de febrero de 2013

Unas sonrisas.

Me ha llamado mi amigo Aleix, y me ha dicho:
- Pon sonrisas que necesito sonrisas.

Yo soy un mandado.
Sonrisas.






Y es que la verdad necesitamos unas pocas sonrisas. A ver si se nos va un poco la depre.
Y encima las he puesto vestidas, para que no se os vaya la atención a otras cosas que os conozco.

2 comentarios:

  1. Gracias por pensar en mí, por evitar que me pierda y no vea esas hermosas sonrisas.

    Hay gente que me cautiva cuando sonríe, porque hay sonrisas cautivadoras como la del niño de la tercera foto o el de la quinta. O ese hermoso pelirrojo de la segunda foto que saca la lengua al tiempo...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Ehhhh... el de la primera foto muestra y distrae bastante, eh. Aunque yo me distraigo igual porque, si no veo, me imagino... jajajajaja


    Beso grande

    ResponderEliminar