lunes, 11 de febrero de 2013

Vistámonos de Carnaval.









Ahora que lo pienso, estos disfraces no son precisamente adecuados para estas fechas en Burgos... jijijiji. Pero bueno, siempre se puede ir a una fiesta a cubierto y con calefacción.
Carnaval, Carnaval... Carnaval te quiero...

NOTA: he de confesar que... he mentido. Sip. No soy nada Carnavalero. En fin. No canto el Carnaval te quiero. Ains.

2 comentarios:

  1. Ya me gustan esas mentirijillas... Yo voy a confesar que si hace falta celebramos carnaval en agosto, todo sea por disfrutar de esas beldades...

    Ese chico de la quinta foto es el mismísimo David que esculpió Miguel Àngel.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. A mí me gustaron el payasito de la tercera y el vampiro que viene después... ¡y ni hablar del Toro Parado de la última!!!!!

    Acá, en el sur, todo está acorde. Ahora mismo estamos en la provincia de Entre Ríos donde hay carnavales en todos los pueblos. Y se ve cada disfraz que dan ganas de disfrutar hasta que las velas no ardan!!! jajajajaja

    Beso enorme

    ResponderEliminar