martes, 30 de abril de 2013

Hombres con carnes.









A la mayoría de los que pesáis por aquí os gustan más los hombres que pongo otros días. Pero quizás es un tema de modas. Recordad esas bellezas que inmortalizaban pintores como Rubens por ejemplo, y que eran exhuberantes.
Y bueno, también está que gracias a Dios, todos no tienen los mismos gustos.
Y también, abundo en el tema, está quién no gusta solo del cuerpo, sino que da prioridad a otras cualidades del hombre en cuestión. Bueno, matizo: este hecho de boquilla lo decimos todos: "Lo importante es el interior, que sea buena persona... ¡¡¡qué me haga reír!!! ¡¡qué me de cariño!!".
Aunque luego medimos la cintura, medimos el tamaño de la polla, el pelo, el culo y hasta si pega bien en la foto, por eso de que sea más alto o más bajo... y el interior pues como que... nada de nada. O a lo mejor es que, sin todos esos otros detallitos, el interior nunca nos va a gustar, lo que nos dará la excusa perfecta para no tener algo con él.
Pero también he de decir que estos hombres, tendrán su público.
Yo me uno al público de estos chicos... sisisisisi.
ains.

3 comentarios:

  1. Interesante selección. Pues, ¿qué voy a decir yo?, Tato, que he tenido dos novios gorditos, jeje (los dos a la vez no, ¿eh?, que los sándwiches me los preparo yo solo, jeje). Como decían en Pulp Fiction: "Las barrigas son sensuales... No me importa lo que vean atractivo, es una desgracia que lo placentero para el tacto y lo placentero para la vista no coincidan". Pues queda dicho. Al fin y al cabo, lo que importa es el amor. Besos, Tato.

    ResponderEliminar
  2. Pues lo que es a mi, mientras no vaya a correr riesgo por aplastamiento cada vez que se me pongan encima, lo de los kilos de más me importa poco. Eso no significa que no tenga mis preferencias y mis manías, que las tengo como todo el mundo. Pero son otras. A parte de eso, alguno de éstos que pones,es que no me parece ni gordo :-D

    Un abrazo

    ResponderEliminar