martes, 2 de abril de 2013

La conversión en arte.









Te desnudas en el estudio del fotógrafo. O en su casa. Sabes que tienes un cuerpo bonito, porque te lo dicen todos y todas. Sabes que lo tienes, porque te lo dice el espejo.
Sabes que eres deseado cuando entras en la sala de espera de la consulta del médico, en el cine, en la cafetería de la esquina. En tu trabajo, te miran tus compañeros y te siguen al cuarto de la fotocopiadora, con la esperanza de que vuestras miradas se crucen, y él pueda rozar tu piel con sus manos, besar tu ombligo, morder tus pezones.
Lo sabes.
El fotógrafo mide la luz, calcula los reflejos, te va indicando, "sonríe"; "Adelante un poco la pierna derecha"; "mira hacia fuera y luego gírate hacia mí"; "Siéntate"; "Levanta la cabeza y cierra los ojos como si estuvieras pensando"; "No aprietes los labios"; "Cruza las piernas".
Estás cansado de tanto cambio, de tanta espera.
"Ya son las últimas", te dice sonriendo.
"Mira".
Y te acercas al ordenador, dónde están ya todas las fotografías. Y miras, y ves a un hombre desnudo al que apenas reconoces, porque, por algún misterio insondable que nace del dedo del fotógrafo y de su ojo, ese cuerpo que sabes que es el tuyo, ha cambiado, se ha sublimado y a partir de ese momento, estableces una conversación en mayúsculas con algo que llaman "Arte".
Quizás sea bueno, o quizás te convierta en objeto deseado por muchos, pero considerado inalcanzable. y quizás después, eches de menos esas miradas y esos encuentros en la fotocopiadora a los que nunca hiciste mucho caso. Porque ahora, te miran de distinta forma. Eres ARTE con mayúsculas.

4 comentarios:

  1. Realmente es eso: "ves a un hombre desnudo al que apenas reconoces"... Eres ARTE...

    Una bonita reflexión.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Qué maravilla de imágenes. Puro arte. Tus palabras me han hecho pensar en que muchas veces observamos estas imágenes sin pensar en todo el trabajo que hay detrás, tanto del fotógrafo como del modelo. Todos son preciosos, pero me gusta especialmente el de la 6ª imagen, en la que el modelo está a contraluz junto a la ventana; lindo, lindo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Es muy cierto: NO ME RECONOZCO!!!! jajajajaja

    ResponderEliminar
  4. La 2 y la 5 me la pararon sin duda

    ResponderEliminar