domingo, 30 de junio de 2013

Pasemos el resto de la tarde sentados en una cómoda butaca.

Sin hacer nada.
O... haciendo algo.









Haciendo o sin hacer, en todo caso, con tranquilidad. Relajados.
Es domingo.
Domingo por la tarde.

1 comentario:

  1. Hmmm... Con esos niñitos me sería imposible no hacer nada... ;)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar