miércoles, 12 de junio de 2013

Se ha empeñado.


Que me dice: que te la enseño.
Y yo: ahora no.
Y él.
Sí.
No.
Sí.
No.




Pues ha sido que sí.
Cabezota... siempre se tiene que salir con la suya.


1 comentario:

  1. Pues no solo la cabezota, toda ella es muy hermosa... ¡Menuda herramienta!

    Muchas gracias.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar