domingo, 18 de agosto de 2013

Un ruso que se llama Brin.







Lo he visto y me ha parecido tan agradable, tan sencillo, que no he tenido más remedio que sacarlo aquí.

1 comentario: