lunes, 30 de septiembre de 2013

Pucho pidió: chicos bajo la lluvia.

El sábado llovió con ganas aquí. Estuvimos más de una hora sin luz. No sé si echarle la culpa a Pucho que un par de días antes, en un post con mucha naturaleza para despedir el buen tiempo, me solicitó estos chicos bajo la lluvia.










La verdad es que no hay muchas fotos  con chicos bajo la lluvia. Pero bueno, alguna tenía.
Espero dar por satisfecho a Pucho y su deseo.

domingo, 29 de septiembre de 2013

Besos para la tarde del domingo.











Que mejor forma de pasar la tarde así, besándose. Así no existe la depre del domingo tarde.
Y sirve de excusa para aumentar mi colección de besos.

sábado, 28 de septiembre de 2013

Timothy juega con la nata.

Timothy le he bautizado yo, que no sé como se llama, que conste.

Pero yo no tengo nada que ver con que este rubiales maravilloso juegue con nata sobre su cuerpo.  Ya me gustaría a mí.
Aunque ahora que lo pienso, a lo mejor sí se llama Timothy.









Y ahora Timoteo antes de encontrar el bote de nata.



Es un juego de sábado que tiene la posibilidad de hacerlo uno solo, o en compañía. Entiéndase compañía como uno o varios.

Juegos previos. Desnudándose.








La de posibilidades que tiene esa parte del juego del amor, o del sexo, como prefiera cada uno o las circunstancias marquen. Ir poco a poco quitando la ropa, descubriendo  cada parte del ccuerpo de tu pareja como si fuera la primera vez.

viernes, 27 de septiembre de 2013

Naturaleza en blanco y negro.









Empecé el verano con  mucha naturaleza en estas páginas, y luego me he olvidado casi de ella.
Pero estoy a tiempo de recuperar el tiempo perdido y, antes de que el mal tiempo llegue, dedicarle un par de post al tema, disfrutando de bellos cuerpos sacados por grandes fotógrafos en este caso rodeados de árboles, en el bosque, o en un río, o en un lago o el mar, con sus olas rompiendo en sus pies, bellos y delicados, con ese olor a mar, a sal impregnando cada poro de su piel.

jueves, 26 de septiembre de 2013

Buscando.


Unos buscan ser los escogidos.
Otros buscan sin saber a veces lo que esperan encontrar.








Unos buscan a alguien. Otros buscan en alguien. Algunos se apoyan en el hombro de su gente para cerrar los ojos y pensar el camino que les llevará a encontrar lo que buscan, o su destino, o su vida... Respirar no significa que se viva.
Vamos deprisa, corremos, no hay que dejar escapar ni un segundo, mientras viajamos en autobús,  miramos el correo, el Face, subimos una foto al instagram, tuiteamos, hablamos con un amigo "dos minutos que me tengo que bajar, dime como estás, dos minutos".
Pero en algún momento paramos y cerramos los ojos. Y buscamos. O buscamos qué buscar.