lunes, 3 de febrero de 2014

El nacimiento y posterior desarrollo de un capullo.



En medio de la pradera, nace un capullo.


El capullo crece, aunque, claro, hay que cuidarlo.


Y una vez que alcanza la madurez, se vuelve coqueto.


Se hace amigo de los animales:


Se interesa por otros capullos, mirándose con atención, esperando al amor de su vida.


Y cuando llega este, la felicidad es apabullante. Da igual que sea invierno, primavera, todo su universo está lleno de flores y bellos colores.





Y colorín colorado, este cuento de Pucho se ha acabado.


2 comentarios:

  1. Dicen que el photoshop hace maravillas... Jajajajajaja...

    Hay gente con una gran imaginación, sin duda, entre los que os cuento a ti @Tato y a @Pucho.

    Un abrazo

    ResponderEliminar