viernes, 14 de febrero de 2014

Pucho nos llena de barro.

Tiene algo de morbo esto del barro ¿no?
Eso es lo que nos propone hoy Pucho.









A ver si alguien se atreve a limpiarlos a lametadas.
;)


4 comentarios:

  1. Jajajajajajaja... A lametadas no, seguro, pero hay otras formas.

    Qué bueno es el barro para la piel!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Wow, me encantan estos "tipos sucios", Tato, irresistibles, jeje. No me importaría darme unos buenos revolcones en el barro con ellos, como unos putos cerdos. Luego una ducha, y, entonces sí, los lametones... y todo lo que venga después, jeje. Ahhhh, ¡maravillosos!. Besos, Tato.

    ResponderEliminar
  3. A 'lametadas' no por cuestiones obvias. Pero por qué no reemplazar el barro por algo más dulce y rico, como puede ser el chocolate, la crema chantilly o el argentinñismo dulce de leche...???

    Entonces veríamos como con Josep y Roberto T pelearíamos, para ver quien 'lengüetea' primero, a quién y en dónde... jaaaaaa...

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. me encanta amo a esos chicos sucios mmm me da una de ideas

    ResponderEliminar