lunes, 25 de agosto de 2014

El placer de imaginar.

Sí. Cogemos estas fotos, las miramos, las paladeamos.
Luego, cerramos los ojos y soñamos. E imaginamos lo que no vemos. Creamos un mundo a nuestra medida y nos inventamos una historia.








1 comentario: