domingo, 21 de septiembre de 2014

Tommy y la espuma.

Fijaos en ese hilillo de espuma recorriendo su espalda.


Ahora.


3 comentarios:

  1. Wow, qué pasada. Está tremendo. ¿Estará ahí aburrido duchándose solito? Bueno..., veo que ahí hay sitio para dos. No sé, Tato, pero ahora mismo me iría a hacerle compañía, jeje. Besos, guapo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Tremendo! ¡Qué cosa tan linda! Me apunto a la moción de @Roberto T. para ir a hacerle compañía... ;)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar