miércoles, 24 de septiembre de 2014

Un torso, una mirada.









A veces una mirada dice muchas cosas. O un torso desnudo. O un gesto.
Y no necesariamente hablamos de sexo, sino de amistad, de complicidad.

2 comentarios:

  1. Ese chico de la última foto me ha llegado el corazón, me ha robado el alma... Si me mira así en vivo y en directo caigo rendido a sus pies...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Todos muy lindos. Chicos jóvenes y agraciados (excepto el flequilludo de pelo negro) a los que con gusto lo haría caer desnuditos en mi cama y no caería en el romanticismo de Josep que caería rendido a sus pies... jaaaaaaa...

    Besos!

    ResponderEliminar