jueves, 2 de octubre de 2014

Al final le hicieron un recibimiento.

Al rubio de ayer.
Aplausos, risas, hasta uno le indicó que le llamara por teléfono.





¡Hasta malabaristas!
Y por supuesto, no faltaron algunas intervenciones musicales.




1 comentario:

  1. No me he equivocado... Hubiera hecho cualquier cosa por él... Aunque creo que llego con más de 15 años de retraso...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar