domingo, 5 de octubre de 2014

El chico del peinado despeinado, sonríe.

Me gusta porque no es de esas sonrisas que parecen de pega. Me gusta porque me da la impresión de que cuando sonría porque sí, no porque se lo diga el fotógrafo, será una de esas cosas que te hagan olvidar las penurias del mundo.
¿Una sonrisa capaz de enamorar?
Puede.


Y no me digáis que esta última sonrisa no es... inspiradora.
;)

1 comentario:

  1. Puede que no esté muy orgulloso de su dentadura y que su sonrisa quede forzada porque intenta ocultarla.. Puede.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar