sábado, 7 de febrero de 2015

Dos hombres en el almacén.

Es fin de semana, así que no hay problema. Han ido supuestamente a hacer inventario, pero... entre cuenta esas cajas y esas bobinas, pues se miraron y la pasión les pudo.
Los gritos llenaron el recinto. Pero ellos estaban tranquilos porque estaban solos.
O a lo mejor no y alguien disfrutó escondido en un rincón de la pasión desatada de estos dos.












Lo que está claro es que no ahorraron en gritos para expresar su placer.
Por cierto, las botas que lleva el chico de las botas, están de moda este año. He visto muchas. No sé si habrá tenido que ver esta escena... se lo preguntaré al próximo que se las vea.

Gracias a Rey por estas fotos.

1 comentario:

  1. Con esa herramienta en i interior creo que hasta yo gritaría... ¡Menuda tranca!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar