sábado, 7 de marzo de 2015

Como la primera vez.

Damián y Enrique llevan juntos más de cinco años.
Damián llegó nuevo al colegio de Enrique. Tendrían 16 años. Les costó encontrar el momento en que vencieron su timidez, el miedo, y se presentaron.
Luego jugaron un poco al escondite. Qué sí, que no, que si... Pero las miradas no engañaban a nadie.
Un día, resulta que fueron los dos al cumpleaños de un compañero de colegio. Casi estaban a punto de acabar el curso. Ya habían pasado más de un año de que sus miradas coincidieran por primera vez. Y ese día, la casualidad hizo que se sentaran juntos a cenar. fue la primera vez que hablaron largo y tendido. De hecho, no existieron para el resto de sus amigos. Ellos tenían su fiesta particular.
No pasó nada más. Ni siquiera se dieron un beso casto de amigos.
Pero se cambiaron sus teléfonos y quedaron al día siguiente. Pepa, la amiga de Enrique, estaba segura de que acabarían en la cama esa misma noche. Pero no... siguieron hablando, riéndose, y sí, rozándose. Al despedirse se dieron un beso en la mejilla. fue a la puerta de la casa de Damián. Ya se iban, uno a entrar en la casa, y otro camino de la suya, cuando como un resorte, se dieron la vuelta y volvieron a juntarse. Se cogieron de las manos y se besaron apasionadamente. Fueron tres o cuatro minutos, nada más. Sonrieron y se volvieron a separar, cada uno por su camino.
Al final, prepararon cuidadosamente una cita. Los padres de Enrique se fueron de viaje y estaba solo en casa. Preparó unas pizzas, unas cervezas y cenaron los dos. Y después de un rato hablando despreocupadamente, se acomodaron en el sofá del salón. Los dos, abrazados. Se besaron tranquilamente, juntaron sus cuerpos, y fueron desnudándose el uno al otro poco a poco. Descubriendo. Saboreando cada parte de su cuerpo.
Desde entonces, lo hacen siempre así, como si fuera la primera vez. Despacio, sintiendo, lamiendo, oliendo. como si no hubieran hecho el amor cada día después de esa primera vez. Y siguen sintiendo lo mismo.









Recordad que los modelos que salen en las fotos, no tienen nada que ver con la historia.

1 comentario:

  1. Hola Jimmy! Me ha encantado tu relato. En parte, casi me siento identificado. Las fotos son preciosas. Enhorabuena!. Y también por la posibilidad de que no se cierren tus blogs. Besos. Iván.

    ResponderEliminar