domingo, 3 de mayo de 2015

Después de esquiar...

... un buen polvo, como dice el dicho.


Tan vestidos al principio y tan desnudos al final, sobre la alfombra del refugio de la montaña. Calientes siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario