jueves, 13 de agosto de 2015

Más majo este chico.

No me digáis que no lo parece.
Con esa sonrisa, con esa complicidad.
Con esa anatomía  tan bonita. Y esa forma de abrazar al cojín. ¿No os imagináis en lugar del cojín?










Y tiene unos pies preciosos. Y un culo maravilloso.
Y como mira.
Y como sonríe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario