viernes, 9 de octubre de 2015

El chico del teclado.

Me gusta imaginar que los chicos que aparecen en las fotos con un instrumento musical o en una actividad, sepan hacerla o usar el instrumento. Me gusta un violinista desnudo tocando su violín. Si el chico solo finge hacerlo, pues le quita un poco de morbo al asunto.
Hoy tenemos un teclado y un chico.
Por como pone las manos en el teclado, en otras fotos de la serie, me da que no lo toca. Pero sabes, que me invento otra historia, y arreglado.










"Kike llegó corriendo a la sesión de fotos. Acarreaba su teclado, y pesaba. Pero no pudo hacer otra cosa. Había tenido ensayo y por la tarde debía dar una clase particular. Todavía debía la mitad del dinero.
Su amigo Saúl le había dicho, medio en broma, que podía ir a la productora de la calle Graciela, y dejarse sacar fotos desnudo. Pagaban bien, y él como era guapo... Saúl no lo decía pero en realidad hacía meses que iba a la productora y ganaba un dinero interesante con esas sesiones. Quizás ahora, Kike se enteraría, era un inconveniente, pero la ventaja es que a lo mejor, Fede, el jefe, les proponía hacer una sesión juntos.
Fede, al verlo entrar cargando con la maleta del teclado, se le ocurrió que podía servir como atrezzo. Se lo dijo a Kike, pero no le hizo mucha gracia. Al final cedió... el dinero le vendría bien. Pero no consiguió quitarse de la cara un cierto gesto de enfado.
Fede le pagó, aunque no quedó muy contento con el resultado de la sesión. Se dijo que no lo volvería a llamar. Aunque, de alguna forma que no entendía, había encendido dentro de él una llama de interés. Quizás por eso le había pagado sin decir nada y tampoco había insistido en la sesión de fotos para que cambiara el semblante. Otros chicos habían quedado hartos de sus peticiones.
- Bueno, a lo mejor... tenía un mal día.
Apuntó llamarlo para la semana siguiente.



No hay comentarios:

Publicar un comentario