viernes, 23 de octubre de 2015

Especial.



Iván subía las escaleras. No lo tenía claro. No sabía lo que se iba a encontrar allí.
Las cosas no estaban muy bien con sus amigos. Habían discutido.





Sergio, Ricardo, Jesús y Rubén estaban a lo suyo. Le miraron, unos más contentos que otros. Pero sin tensiones excesivas.


Lo que le sorprendió es encontrarse a Tomás muy caliente, y ofreciéndole en silencio su polla dura.

Y todavía le sorprendió más encontrarse a Helio y Basilio follando.


Eso le dolió un poco porque en secreto, amaba a Basilio.
Parece que el destino le ofrecía siempre a personas que no le llenaban y le alejaban de las que se enamoraba.
Al final toda aquella discusión había quedado en un arrebato de celos entre sus amigos. Y aunque no parecía haber perdedores y vencedores, él se sentía de los primeros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario