martes, 13 de septiembre de 2016

Enormes pollas.

Joel me ha recordado que hacía tiempo que no le dedico un post a las pollas enormes. Vale, siempre habrá alguna mayor. Pero no dejan de ser grandes.









1 comentario:

  1. :-O Wow, qué pedazo de rabos, Tato. A mí me gusta llamarlos corbatas, cuando son de ese tamaño, me suena más elegante. Bueno, y yo ante la elegancia siempre me pongo de rodillas, jeje ;-). Besotes, cielín :-)

    ResponderEliminar