miércoles, 28 de septiembre de 2016

La casa del vecino.

Y es que cuando nos encontramos las fotos de nuestro vecino, no solo lo vemos a él, sino que podemos ver su casa. Lo que cuelga en las paredes, si tiene libros, vídeos, la ropa sucia que tiene, la limpia también... El estilo de decoración... lo que beben...









¿Que no habéis visto más que su polla?
Ains, como sois...
;)

1 comentario:

  1. Jajaja, sí, como para fijarse en otra cosa. Pues, mira, creo que en la decoración de sus aposentos unos ganan mientras que otros... ya no tanto. En fin, pero quedan muy naturales, y eso tiene su encanto. Besos, cielín.

    ResponderEliminar