domingo, 18 de septiembre de 2016

Sean Xavier, prodigio de la naturaleza. Por Iván.

Iván se ha quedado con la boca abierta al ver a este chico. Y como es buen amigo, pues ha querido compartir ese sentimiento conmigo.
Estoy escribiendo esto con la boca abierta. Muy abierta.
Pero sabéis, compadezco a este chico. Tiene que ser la mar de incómodo ir a trabajar con eso. ¿Dónde lo metes cuando no lo usas?
Ains.









No hay comentarios:

Publicar un comentario