jueves, 6 de octubre de 2016

Frutas del tiempo.

Ando últimamente muy liado. Y no presto atención a las cosas cotidianas. Por ejemplo, mi jardín.
Mirad, mirad, que bien se han dado las frutas este año.








¡Qué sabrosas parecen! Menudo festín me voy a dar.

¡¡Actualización!!

El amigo roberto T, ha hecho una poesía de mi jardín.
NO me resisto a ponerla aquí:

"Tato tiene un vergel
muy bien cuidado,
do entre rosa y clavel
crecen los nabos.
Dulces son como la miel,
y a veces algo salados,
sabiendo a hombre y doncel,
de todos son el agrado.
En llegando su amado amo,
los nabos se alzan enhiestos
y él, muy pillo, con la mano,
con todos se llena un cesto."
;-)

Muchas gracias Roberto.

3 comentarios:

  1. Pues, tienes el jardín que es un primor, Tato. Hasta me has inspirado este romancillo:

    "Tato tiene un vergel
    muy bien cuidado,
    do entre rosa y clavel
    crecen los nabos.
    Dulces son como la miel,
    y a veces algo salados,
    sabiendo a hombre y doncel,
    de todos son el agrado.
    En llegando su amado amo,
    los nabos se alzan enhiestos
    y él, muy pillo, con la mano,
    con todos se llena un cesto."
    ;-)

    Besos :-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas, muchas gracias roberto.
      No me he resistido y he incluido tus versos en el post.

      besos.
      muchos.
      envueltos.

      Eliminar
    2. Gracias a ti, Tato. No hay duda que tu jardín es de lo más inspirador, jeje :-P

      Eliminar