viernes, 24 de marzo de 2017

Mamada con hambre.

O mamada entregada.
Chupa la pija como si no hubiera mañana.








2 comentarios:

  1. :-O Pero qué golosos, cielo santo. Y qué bien entrenadas tienen estos chicos las mandíbulas, porque esos carajos son... de respeto, jeje. En fin, los tíos somos así de simples, nos gustan las cosas grandes. Impresionantes. Besos, Tato, y feliz finde :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Per es que es verdad, Roberto, es que quién se resiste a un dulce... yo no puedo. Ains.
      ;)

      besos.
      muchos.
      envueltos.

      Eliminar