domingo, 26 de marzo de 2017

Un momento que parece una eternidad.

La tengo tan cerca... la miro y me relamo. Siento por anticipado el placer que voy a sentir al comerte el cipote. Y no quiero que acabe. Y así, acerco mi boca lentamente, saboreando por anticipado. Y esos poco centímetros que nos separa, tu polla de mi boca, mi boca de tu polla, parecen una vida eterna.








No hay comentarios:

Publicar un comentario