martes, 11 de julio de 2017

La evolución de las comunicaciones.

Mirad, mirad. Y no se trata de una evolución que se haya producido en un montón de años.
El cambio más sorprendente es que antes, el teléfono lo pegábamos a la oreja. Ahora miramos fijamente la pantalla y lo tocamos convulsivamente.









2 comentarios:

  1. Pues es verdad, Tato, y hasta los móviles de hace 10 años parecen piezas de museo. Esto parece una rivalidad entre los chicos del cable y los chicos del wifi. En fin, pero, afortunadamente, la anatomía masculina sigue siendo la misma maravilla. Me he encaprichado del chico de la imagen 2, me gustaría tener un teléfono que comunicara con el pasado,... y ligar con él. Ufff, la brisa del verano me pone soñador, jeje. Una colección estupenda. Besotes y un abrazo, Tato, corto y cambio :-P

    ResponderEliminar
  2. Roberto, Recibido tu mensaje alto y claro, cambio.
    Imposible encontrar teléfono solicitado, cambio.
    Pero te mando unos besos para sonsolarte, cambio.
    Y un abrazo.
    cambio y corto.

    ResponderEliminar