lunes, 4 de diciembre de 2017

Pasión en las duchas del gimnasio.

Ya se sabe de las miradas perdidas observando al compañero corriendo en la cinta, o levantando pesas. Un leve gesto, una lengua mojando los labios... y un encuentro furtivo en las duchas.










No hay comentarios:

Publicar un comentario