domingo, 18 de marzo de 2018

Domingo por la mañana: una taza de café.

O de te.
O de chocolate.
O de menta.
A tu gusto. Tranquilo, en casa. Con el pelo enmarañado. Desnudo.
Leyendo.
Mirando por la ventana.
Pensando.
Relajado.









No hay comentarios:

Publicar un comentario