viernes, 14 de septiembre de 2018

Salgamos al campo desnudos.

Y dejemos que las briznas de hierba rocen nuestra piel. Y la corteza de los árboles, y el musgo de las piedras. y el agua de los arroyos.








No hay comentarios:

Publicar un comentario