miércoles, 12 de junio de 2019

Alessandro: una mano pegada a su polla.

No la suelta. No.
Le gustará sentir su dureza. O domarla para que salga bien en la foto.









 En esta última ha cambiado la polla por la cámara de fotos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario